PROYECTO PERSONAL

Esta semana estuve leyendo sobre la necesidad que tenemos de descubrir nuestro propósito o meta en la vida, a qué nos queremos dedicar, como queremos distribuir nuestro tiempo, nuestra actividad. Esta reflexión que parece sencilla no lo es. Debemos pararnos a reflexionar, encontrar momentos para analizar, valorar o recapitular lo vivido para ver lo que queda por hacer o lo que se puede mejorar, personal y profesionalmente. Debemos ordenar por prioridades los asuntos pendientes, tratando de diseñar planes y establecer fechas para su materialización y, claro está hacerlos efectivos.

A veces cuando nos visualizamos con 50 , 60…pues cada vez vamos a tener que estar trabajando con más edad, descubrimos que no estamos en el camino para llegar  donde queremos estar. Y ojo, que el tiempo es oro y debemos aprender a usarlo óptimamente. Debemos aprender a gestionar nuestra energía. Hemos de situarnos en nuestro camino, evolucionar y realizar cambios en el trayecto. Los cambios son buenos nos ayudan a avanzar. Normalmente se relacionan los cambios con la pérdida de algo y por tanto con sufrimiento. Sin embargo es la única constante en la vida. Debemos hacer todos los cambios que deseamos: personales, profesionales, pero nunca por considerar que no está bien lo que hacíamos antes, pues era parte del camino que debíamos vivir.

La palabra clave es CONFIAR, en nosotros mismos en la vida, en los que nos rodean(bueno, en casi todos). Cuando no nos resistimos a los cambios y los aceptamos, descubrimos que son siempre para bien, que nos enseñan algo que debemos aprender: tener paciencia, tesón,disciplina diplomacia, osadía, altruismo… lo que a cada uno  nos falta, o nos sobra, como el egoísmo, egocentrismo…etcétera.

Pero para ello debemos tener una actitud de apertura, pues como ya comenté, la ACTITUD es todo. Los pensamientos, las actitudes son los que arreglan lo que necesitamos cambiar.

Pues bien, en RRHH debemos contribuir  a desarrollar capacidades, competencias, descubrir talentos, en conclusión a desarrollar personas, permitir que tengan su evolución a través del trabajo y así contribuir a su fin o propósito como personas. Pero para esto se necesitan organizaciones más sociales, en las que el centro sea la persona y no sólo beneficios económicos, que al fin y al cabo se logran a través de  las personas, del desarrollo de estas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: